Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2005.

¡Malditos ladrones!

Me han robado la antena del coche. Y jode.
No es que se escuche mal la radio, quizás la Cope un poco peor, pero como sólo la escucho para reírme de jiménez Losantos...
Ahora voy con el radar puesto todo el rato buscando Renaults con antena, anoche Kami me gastaba bromillas cuando veía algún clío con más suerte que el mío.

Pero lo peor de todo esto es que ahora me obligan a hacerlo yo también.

No me gusta robar, me siento incómodo, y todo desde que de pequeño pasé un mal rato:
Iba con mi mami en un mercadillo y después de muchas súplicas de mi hermano y mías me compró un gran dinosaurio de plástico. Aprovechando la conversación de mi madre con el señor vendedor, cogí hábilmente un minidinosaurio y me lo guardé en el bolsillo con premeditación y alevosía. Cuando nos fuimos se lo enseñé a mi madre todo ilusionado:
- ¡Mira, mira mama!
- ¿Qué? ¿de dónde lo has sacado?
- Ehh...de allí....

Mi madre (sabia ella) me hizo ir al vendedor a devolverle el triceratops y, claro, a pasar un mal rato, porque a ver con qué cara le dices a un señor con bigote que le has robado una reproducción a escala de un animal extinto y que se lo devuelves...

Desde ese trauma infantil me siento fatal teniendo que robar. Uno pensará que qué madre más enrollada y que buena lección que me dió, pero es que me da reparo hasta recoger cosas del suelo!

¡Así que si alguien se "encuentra" una antena de Ranault (de los últimos) me lo haga saber!
02/10/2005 13:52 Enlace permanente. sin tema Hay 8 comentarios.

Contorno de ojos

Ayer me hice metrosexual.
Fue así, como quien no quiere la cosa, que te toca la china y oye, te haces...

Pues nada, que estaba yo tan tranquilo y de repente me vi en un cuarto de baño, con unas luces cegándome y alguien me aplicó crema de contorno de ojos. Y estaba fresquita. Resulta que la piel de esa zona es muy delicada y necesita un cuidado y una crema especial.

La experiencia no estuvo mal. Pensé que sería más doloroso y que quizás no disfrutaría, aunque había oído a muchos hombres comentar experiencias similares, y decían que se te relajabas y te dejabas hacer solía ser placentero. Aunque yo supongo que depende mucho de con quien compartas la experiencia, claro está...

El sábado con Kami vimos a varios metrosexuales. Le comenté a él que todo eso de cuidarse y de vestirse tan fashion y tal estaba bien, pero que por qué tenían que tener tanta pinta de homosexual. Kami me respondió que sí, que sí, pero que siempre iban rodeados de mujeres de buen ver.

Así que ahora que ya formo parte de ellos estoy esperando con impaciencia a que llegue mi harén. Pero mientras estoy desorientado, no sé qué pasos más debo seguir. ¿Algún metrosexual puede guiarme hacia la fama y el folleteo sin fin? Le estaría muy agradecido, y él ya sabe a lo que me refiero... ;)
03/10/2005 21:12 Enlace permanente. sin tema Hay 8 comentarios.

Sueño

Pasó por lo que le pareció la misma puerta por tercera vez. A la velocidad a la que corría no estaba para detalles. Y no era para menos cuando se tenía a tres matones rumanos persiguiéndote por un angosto y montóno pasillo lleno de obstáculos. Éste tenía la particularidad que siempre giraba a la izquierda, una esquina tras otra, como un gran circuito.
De pronto al girar por enésima vez se encontró con un ventanal enorme abierto de par en par, con las cortinas ondulantes; una brisa suave inundaba la visión de un cielo azul, con una única nube algodonosa. No se lo pensó.
Un momento después estaba cayendo desde el edificio más alto de los que veía. Escuchaba las voces detrás de él, pero ya tenía suficiente con esperar el próximo asfalto, gris, duro y lleno de sombras que le esperaba...

Abrió los ojos y se incorporó de golpe, respirando agitadamente. Se dio cuenta de la situación. Otra vez ese jodido sueño. Dejó caer la cabeza en la almohada empapada, mirando fijamente el techo.
Y el despertador sonó.
Masculló un par de tacos. Se levantó, dio tres pasos y se le nubló la vista y al intentar agarrarse a algo para no caer pateó la esquina de la mesita de noche.

Dos minutos después , y cojeando, llegó al baño. Llevaba cuatro años cagando a la misma hora, desde que llegó a la ciudad. Llevaba esos mismos cuatro años leyendo las indicaciones de los botes del baño a la misma hora. Podía incluso recitar los ingredientes del anticaspa del Dia. El bote de hoy era de gel multivitaminas con muesli. Estaba vacío.
Aún ensimismado por su lectura alargó distraídamente el brazo. Movió inquieto la mano. No había papel. Recordó vagamente que llevaba varios días así.
— Nada a derechas, nada a derechas...— musitó

Se metió directamente en la ducha.
Llevaba trece días usando el champú "rizos perfectos". Llevaba trece días preguntándose si ella volvería a por él. Los mismos días que llevaba recordando la mirada que le dedicó desde la puerta, y que una vez más no supo identificar. Siempre pensaba que sería más sencillo si hubiera sido una mirada de odio, o de asco, o despecho...

Se secó con la toalla mohosa que colgaba del gancho izquierdo detrás de la puerta. Se introdujo en los pantalones de siempre y se puso una camiseta tras rebuscar en los cajones del armario.

Cerró la puerta en dirección al coche. Él nunca lo supo, pero con el golpe se fundió una de las tres bombillas de la lámpara del salón.
Cuando arrancó el coche se dio cuenta de que faltaba algo. El retrovisor derecho estaba colgando.

Cuarenta y seis minutos y catorce segundos después entraba por la puerta de la oficina, tras cruzarse con dos mendigos del este que le pidieron limosna. Siempre había pensado que las cosas ya eran suficientemente complicadas como para que la gente no se quedara allí donde la ponían.
No saludó a la recepcionista, y al abrir la siguiente puerta una chispa saltó del pomo directa a su dedo corazón. Escuchó una sonrisita... (... continúa)
06/10/2005 09:03 Enlace permanente. sin tema Hay 3 comentarios.

EGB

Cuando yo era más pequeño mi madre me compraba unos carillos fascículos publicados por la WWF sobre animales, los Zoobooks. Yo los devoraba una y otra vez.

Un día en el cole nos quedamos sin patio porque estaba lloviendo. Jugábamos a un juego de mesa de Educa. Teníamos que decir insectos. Un compañero dijo "una araña!" y yo le dije que una araña no era un insecto, que era cuñado de los escorpiones, no de las moscas. Todo el mundo estaba de acuerdo con mi compañero, total tiene más de cuatro patas y es asquerosillo, ¿qué más da?.

Medio indignado fui a preguntarle al profesor, que estaba hablando con la profe de la clase de al lado, y éste dijo algo así como:
- Ehh...Uhh... sí, bueno, se podría decir que sí...
- Pero no tiene antenas, ni el número de patas, ni alas -le contesté
- Bueno sí, pero son casi lo mismo -total, tiene más de cuatro patas y es asquerosillo, ¿no?

Así que volví a la mesa del juego, a soportar las burlas de mis compañeros, aún a sabiendas que tenía razón y que ese que me llamaba Sabelotodo™ no sabía poner la fecha en la pizarra sin cometer una falta de ortografía.

Años después supe que aquella fue una valiosa lección, y es que estés donde estés, y hagas lo que hagas, siempre vas a tener a un gilipollas por encima que no tenga ni puta idea, y al lado a alguien dispuesto a criticarte si levantas la cabeza para mirar por encima del rebaño.
09/10/2005 08:57 Enlace permanente. sin tema Hay 7 comentarios.

Becario

A primera hora de la mañana estaba yo entrando por la puerta de recursos humanos en busca de la chica que me tenía que llevar a mi nuevo puesto de trabajo. Era un empleo de becario, lo justo para sacar unas pelillas después del verano y mi primer trabajo sobre mis estudios. Más adelante vería si podía colar el proyecto final de carrera como un proyectillo TapaFugas&tm y matas dos pájaros de un tiro.

La chica me llevó de la manita a mi nuevo sitio de trabajo. Allí habían unas seis personas desperezándose delane del ordenador. "Mi" jefe aún no había llegado. La chica se despidió porque la llamaban para hacer un par de fotocopias o remover algún café ajeno.
Saludé timidamente a mis recién conocidos compis y me puse a mirar a mi alrededor. A los dos minutos treinta segundos ya estaba harto de mirar a mi alrededor y ver mesas y sillas del mismo color.
— ¿Suele tardar tanto?
— No, no, ya tendría que estar aquí...
Vaya, mi jefe había escogido mal día para empezar a llegar tarde.

Al final llegó, charlamos un rato, me presentó de nuevo a mis compis, nos chupamos las pollas mútuamente sobre lo que él esperaba de mí y lo que yo esperaba de él.

Sobre las diez nos fuimos a hacer un café. Apostillado delante de la regalinosa máquina del café pensé que todo había salido más o menos bien, no la había cagado, no había tartajeado notablemente, mi dislexia no había aprecido, no me habían pillado mirando pechos ajenos, no había dicho "neeng" ni había soltado babilla al hablar y la ropa interior conservaba su frescura...
— Vols algo de la màquina Jordi?
— Sí, un curtat!
11/10/2005 08:51 Enlace permanente. sin tema Hay 12 comentarios.

Marca Reg,

Un día, cuando era más pequeño, vino mi hermano con un refresco nuevo.

— Quieres? No sé si te gustará..
Yo cogí la lata y leí.
— Ah! Si es de "Marca Reg." seguro que me gustará, me gusta todo lo de esa empresa.

Tierna infancia...
14/10/2005 18:31 Enlace permanente. sin tema Hay 7 comentarios.

Mi tesoro

«Si la grasa fuese oro, éste sería mi tesoro»
Señora rellenita mientras se cogía un michelín, 17/10/2005
17/10/2005 21:25 Enlace permanente. sin tema Hay 5 comentarios.

¡Un Ipod!


¡Me han dejado un Ipod Mini!
Por si su legítimo dueño lo ve, que sepa que después de frotarme con él lo he limpiado...
Mientras, valoro si me compro un Nano o es un simple capricho sexual.
19/10/2005 11:26 Enlace permanente. Fotos Hay 5 comentarios.

Curry

— ¡Mama!, ¡mañana te voy a hacer curry!
— ¿Lo qué?

Así que ni corto ni perezoso me desperté por la mañana (parece trivial, pero no lo es) y me fui al Pryca (que ahora es Carrefour) a por las cosillas.
Volví a casa, me puse a cocinar:
— Déjame mama, ¡que vas a flipar!

Poché un poco la cebolla, doradita pero no mucho. Eché el pollo, eché la leche, y lo dejé a fuego lento mientras cocía el arrroz.

— Qué bien huele hijo...
— ¡Y mejor que sabe!

El último toque, lo preparo todo, escurro el arroz.

— Bueno, ¿qué tal mami? — Todo orgulloso porque he cocinado algo comestible sin prender fuego a nada.
— Ough... No sé... ¿Sabe mucho a moro no?
— Ehhh...
20/10/2005 11:44 Enlace permanente. sin tema Hay 5 comentarios.

Cosas estúpidas

El otro día vi a alguien peleando con una lata que contenía leche de coco. Me pregunté por qué en pleno siglo XXI tenemos que seguir intentando que el abrelatas no resbale y tener ojito de no cortarnos en un descuido. Así pues me puse a hacer una lista de las cosas que no tenían sentido hoy en día, y aquí está:


El teletexto:
Es lento, cutre, no va bien, se ve fatal, es feo y su utilidad se ve resentida por esos motivos. Es de esperar que con la nueva tecnología digital en la transmisión de la tele se pueda tener un sistema mejor.


Los cedeses y deuvedeses:
Son grandes y difíciles de almacenar, por mucho que los cuides terminan rallándose, son lentos (necesitan tiempos de acceso) y al final uno se encuentra con toneladas de cedés grabados con las que no sabe muy bien qué hacer. Para mí el substituto ideal son las tarjetas de memoria tipo SD card, son pequeñas, resistentes, rápidas... Lástima la diferencia de precio, pero creo que si se usaran más, bajaría significativamente su coste.


Bush:
Pues eso.


Baterías:
Tienes tu flamante súpermóvilblutuzconcámaradeafotosmegapísel™ o tu portátilcentollocongüireléyochentagigasdeporno™ para fardar pero al rato tienes que volver a casa a cargarlo. Lo más gilipollas son los que se compran el ipot de chorrocientos y pico gigas porque así tienen siempre toda su música encima, aunque sea sin batería y no puedas escuchar más que un dos por ciento de su contenido antes de ir a buscar el cargador. Además, las baterías de litio tienen una vida útil, y no es demasiado larga. Para cuando no puedas usar la batería, el aparato ya está desfasado y por un poco más ya te compras el último modelo.
Necesitamos baterías de larga duración ya. No nos sirve tener el móvil cargado cuatro días, que el portátil dure seis horas. Necesitamos baterías que se carguen instantáneamente y aparatos que no necesiten un cargador del mismo tamaño.


Hacer colas:
Para comprar la entrada del cine, para pedir hora en el dentista, para ir a tráfico, para matricularte en los cursos, para que te atiendan en el banco, en el ajuntamiento, en hacienda... ¿Por qué todas estas cosas no pueden hacerse por internet, en tu casa y en gallumbos de una forma rápida, sencila y segura?


Internet Explorer:
Un navegador que prácticamente no ha sido actualizado desde que apareció W... (... continúa)
23/10/2005 13:45 Enlace permanente. sin tema Hay 6 comentarios.

Sexo

¡Tengo ganas de follar!

 

¡¡Hombreyapordioscagontó!! 

Etiquetas:

25/10/2005 23:02 Enlace permanente. sin tema Hay 11 comentarios.

En el trabajo

- Hazme la autonasia

- Háztela tú, que para eso es auto ¿no? 

27/10/2005 13:04 Enlace permanente. sin tema Hay 5 comentarios.

Osiris


www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos de un álbum llamado Prefes. Crea tu propio módulo aquí.
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next