Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2007.

No toy

Mañana creo que me voy a Túnez. Digo creo porque aún no sé ni a que hora sale el vión ni nada. Como siempre, viviendo peligrosamente.

Volveré en siete días con muchas fotos y espero que anécdotas, pero de las divertidas, no de esas en las que te meten medio quilo de jaco en la maleta y te pasas dos años en una cárcel magrebí y saliendo en el programa de Ana Rosa pidiendo clemencia.

Sed buenos y quitarme la publicidad del blog, que no se note que estoy fuera, a ver si me van a robar.


¡Ya estoy aquí!

Ya he llegado. Bueno llegué el sábado, y hoy me ha tocado volver a trabajar.

No sé si es depresión postvacacional o simplemente que preferiría estar tirado en el sofá.

El viaje ha sido muy divertido. Eso sí, mucho autóctono pesado que te vendería hasta los gallumbos y algún que otro equivalente árabe del tradicional "sosho, te iba a comer hasta la pelushilla del ombligo", que existe en todos los idiomas.

En el campo amatorio, me he refregado la cebolleta con una señorita bailarina de danza del vientre, le dí unos trescientos "dos besos" a una tal Marta estudiante de magisterio de Barcelona, y un señor montado a caballo me llamó guapo. Parece que soy como la San Miguel y yo sin aprovecharlo.

Volviendo a casa sigo sin línea de teléfono, tuve que ducharme con agua fría y me quedé sin pinzas para tender todo lo ensuciado en el viaje.

Si queréis deleitaros con mi arte fotográfico, en mi fotolog voy a ir colgando fotos periódicamente. Algunas no tienen desperdicio.


Pelusillas

A photo on FlickrLa semana del aterrizaje ha sido durilla. Durante dos días por el grifo ha salido más aire que agua, me he cortado el labio afeitándome, he recibido la primera factura a mi nombre, en Telefónica querían darme de alta una línea en una calle que no conocía y, tras arreglar el entuerto, el instalador (que me ha despertado un sábado a las nueve de la mañana) me ha dicho que no podía ponerme el teléfono por no sé qué problema. Pero sobretodo echo de menos paisajes nuevos por descubrir. Melancólico que soy, señora.

Para colmo he estado despertándome todos los días a las siete de la mañana, y me he descubierto contando las campanadas de la Prioral que se escuchan desde la cama.

Este tiempo insomne me ha dado para reflexionar sobre el origen de las pelusillas que me desafían desde el salón como en el lejano oeste (pero con menos alcohol y sin John Wayne). Vamos a ver, si el piso ha estado cerrado bajo siete cerraduras durante una semana, ¿de dónde vienen esos cúmulos? y lo más inquietante de todo, si la presencia femenina en mi casa se reduce a Olga Viza en la tele, ¿de donde salen esos pelos largos que tengo que quitar de la escoba? La opción más plausible es que tenga a unos okupas por las mañanas. Porque la opción de que alguna vecina de buen ver escale hasta mi casa para peinarse en mi salón la he descartado porque no tengo peine.


¿Alguien puede iluminarme sobre el origen de estos restos?

 


Rocky

Día 0 - Tarde:   Se me ocurre comprar pan, hoy ceno con pan recién horneado.

Día 0 - Noche:    Mierda, me dejé el pan en el coche.

Día 1:        El pan sigue en el coche 

Día 2:        El pan sigue en el coche

Día 3:        El pan sigue en el coche

Día 4:        El pan sigue en el coche. Le saludo cuando entro, se hace de querer.

Día 5:        El pan sigue en el coche. Una amiga me sugiere que me haga paninis; me ofende.

Día 6:        El pan sigue en el coche. Le ponemos mote: Rocky, el más duro.

Día 7:        El pan sigue en el coche. Coincidimos en nuestra opinión sobre Fede.

Es bastante majo. Ya hemos quedado que el finde me va a presentar unas ensaimadas cachondas.


www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos de un álbum llamado Prefes. Crea tu propio módulo aquí.

Ms


Udemy

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next